miércoles, 13 de junio de 2018

Un cacique Argentino por el mundo

El pampa Ferreira era de familia noble, hijo del Cacique Pichi Huinca, aquel bravo que peleo junto a Don Juan Manuel y posteriormente, cuido la frontera de los malones, al servicio del blanco combatió codo a codo junto a el legendario Conrado Villegas y Julio Roca.
Buenos, su madre fue la cautiva Juana Díaz, fue así que el pampa Ferreira fue bautizado como Pedro, nació aproximadamente en 1885, en el llamado País de las Manzanas, la entonces Patagonia Argentina. De pequeño sufrió el desarraigo para ser sirviente en la Buenos Aires de fin de siglo, y se llenó de ideas de libertad y resentimiento.
No tenía 15 años que se embarca de polizón en un barco rumbo a Sudafrica, allí se vivía tiempos de guerra, este conflictos armado que tuvo lugar en Sudáfrica entre el Imperio británico y los colonos de origen holandés ,llamados afrikáneres, o bóers de qué lado se enrolo, obviamente del más débil, el holandés, participando en esta guerra.
 
Cerca del Fortín Puan: cacique Pichi Huinca (izq.); obispo Dr. Mariano Espinoza; padre Santiago Costamagna; Cnl. Teodoro García; Grl. Julio A. Roca
En medio de una escaramuza recibe un disparo en la pierna, está herida llevara a la amputación del miembro, y es recluido en un campo de concentración.

Soldados Boer
Más allá de su invalidez, no espero al fin de la guerra, y escapo recorriendo el continente negro, llegando a la costa del mediterráneo, cruzando el mar llega a Sicilia donde es matón para la mafia, este cacique, sí que era argentino!, gano fama de su habilidad con el cuchillo, esa esgrima criolla le abrió puertas y le encargan acabar con un mafioso peligroso en Dinamarca, Pedro era un indio duro! Terminado el trabajo, la nostalgia recayo, y después de una estadia de trabajo en los bajos fondos de Bruselas, se embarca desde Belgica para su regreso a las tierras del Plata, pagando su pasaje como cocinero de a bordo, se fue casi niño y volvió un hombre, indio, con experiencia y tullido, con un mundo caminado, lo priemro que hizo al volver fue lo que hizo siempre, formo su band de matreros y anduvo delinquiendo por el Litoral, paso el tiempo, y como quien se va sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen, asi regreso con su madre, que en el sur, en Rio Colorado, Doña Juana Díaz, operaba de curandera, fue así como Pedro comienza a trabajar como cocinero en la Colonia frutiorticola de Don Lorenzo Julia.
Ya viejo, en sus últimos años se lo conoce como un machi, predice el tiempo, las cosas buenas y malas, quedando en la memoria de quienes lo conocieron.


En Sicilia gano su fama a cuchillo, un esgrimista criollo!




Analizando y pensando, se le nota que este cacique es argentino, llega conociendo solo su lengua y el español, y termina hablando italiano y holandés, siempre cae bien parado; peleando codo a codo en Sudáfrica, esa tierra cosmopolita, afrikanders, Boers, zulues, ingleses donde  también estuvieron alistados Winston Churchill como oficial imperial y Mahatma Gandhi como camillero, se habran cruzado? … y obsérvese este detalle, mientras el era un mantón de la mafia en cabartes de Sicilia, a solo 2000 km, en París funcionaba el Zoo Humano, con sus hermanos Onas, expuestos miserablemente…
Simplemente una vida de aventuras, un gran cacique.

1 comentario:

  1. Excelente historia y buenísimo tu blog maestro..saludos de tu alumno de Paraguay

    ResponderEliminar